Close

Humanista y conciliador

Humanista y conciliador

El mensaje del presidente de la República en su posesión, ha sido considerado como humanista, esperanzador y conciliador. Vestido de manera formal y con un estilo coloquial y sencillo, marcó la diferencia con todo lo acontecido en los 10 años anteriores, que ya es pasado.

“Queremos un país y gobierno responsable que se preocupe por los ciudadanos”. El prometer trabajar por los más necesitados y resaltar dentro de sus proyectos el programa Toda una Vida, le dio el sentido humanista a su plan de acción. Ha desmarcado el gobierno de la ideología, diciendo “Seré el presidente de todos… Si me preguntan cuál es mi ideología, es el Ecuador. Esa es mi ideología”.

Hizo un llamado a la reconciliación y unidad, manifestando que agradece “a los que votaron por nosotros y a los que no, a los que votaron en blanco o nulo, y a los que no pudieron votar, pues todos fortalecieron la democracia. Me debo a todos. Respeto a todos”. Tomar decisiones en consenso, es parte de una política de apertura y sin confrontaciones.

El combate frontal a las drogas y al micro tráfico en el sistema educativo, es uno de los puntos favorables de su programa, así como el respeto y apoyo a la educación superior, permitiendo a los jóvenes estudiar la carrera de sus sueños y vocación. Esto conlleva el reconocimiento a la autonomía universitaria y la diferencia propia que parte de las especificidades de la universidad y a la naturaleza de su ámbito de acción y financiamiento, que pueden ser de derecho público o derecho privado.

Ofreció una gran esperanza en el cambio de relación con los medios de comunicación y periodistas, al manifestar “No hay diálogo sin libertad de expresión, ella es el alma del pueblo”. La finalización de las sabatinas y del Ministerio de la Felicidad, es un mensaje directo de cambio, así como el hacer causa común contra la corrupción, caiga quien caiga. Exponer que no eliminará la dolarización ni permitirá una moneda paralela, da la tranquilidad al sector productivo, al comercio y a la libre empresa.

Es un buen inicio, contribuyamos todos a que lo cumpla por el bien del Ecuador.

Guayaquil, sábado 27 de mayo de 2017