Close

INTERVENCIÓN EN EL ECODAY

There comes a time in our life when we realize who really matters, who never did and who always will.

Today I can state that family really matters and it will always do.

Families are like leafy branches on a tree; we grow in different directions yet our roots remain as one. When lovingly tended, all these branches together provide shelter from adverse conditions, showing the results of union and teamwork.

Additionally, the family is a link to the past and a bridge to the future of our society. Every family member is a quotation from all his ancestors and an inspiration for his descendants.  Por lo tanto, compartir tiempo con nuestros hijos será invertir en la sociedad del futuro.

El tiempo es un recurso no renovable del que gozamos en nuestra vida. Una vez que éste pasa, no lo podemos recuperar; por lo que debemos utilizarlo de manera sabia. Disfrutar y compartir tiempo con nuestros hijos es la decisión más sabia que podremos tomar. Y con esto no me refiero a la cantidad de tiempo, sino a la calidad de tiempo. La cantidad de tiempo es medible, pero la calidad de tiempo es invaluable. Es justamente esta diferencia lo que lo hace especial. No es cuestión de segundos, minutos u horas; la calidad de tiempo significa valores, principios y convicciones. Así, propongo a ustedes administrar su activo más valioso con sus hijos, y brindarles calidad de tiempo, lo cual fortalecerá los vínculos familiares.

La fortaleza de una familia (como grupo de personas quienes comparten cosas en común), así como la fortaleza de un ejército, yace en la lealtad entre los miembros. La lealtad promueve compromiso y sentido de pertenencia. Estos valores no sólo permiten que el grupo viva junto, sino que permanezca unido. La unión es un lujo que pone al descubierto lo imprescindible para tener éxito en la vida; esto es, lealtad, compromiso y sentido de pertenencia.

Lealtad: a los valores, no a las personas. Compromiso con principios, no con proyectos. Sentido de pertenencia con las convicciones, no con lugares.

Las personas, los proyectos y los lugares cambian en el tiempo. Nuestros valores, principios y convicciones permanecerán siempre en el tiempo. De esta manera, los invito a permanecer leales a sus valores, comprometidos a sus principios y firmes en sus convicciones para fortalecer a nuestra comunidad educativa.

Finalmente, quisiera retomar lo que sostuve inicialmente: la familia no es algo importante; lo es todo para triunfar en la vida.

Hagamos de este espacio, un espacio de unión familiar, de confraternidad y de compromiso permanente… Bienvenidos al Ecoday 2016. Gracias.

 

Guayaquil, domingo 16 de octubre de 2016