Close

Una cosa es con guitarra…

Y otra cosa es con violín. Expresión aguda y sentenciosa del refranero popular, de uso común para esclarecer que una cosa es la doctrina y otra la praxis, o que, siendo un mismo caso, al cambiar las circunstancias, personas o tiempos, los resultados, percepción o criterios, pueden ser diferentes.
Esto me recuerda el vergonzoso retorno del ausente, que pensando ser recibido por las multitudes de obligados empleados públicos y masas sanducheras asalariadas de mítines y sabatinas de antaño, se percató que ya no es lo mismo. Que ya no hay el Presidente totalitario, confrontador e insultador. El Ecuador ha cambiado, se respira paz.
Ha sido triste escuchar a quien ya no es Presidente, como acomoda las circunstancias y los hechos a sus intereses personales o de grupo, cuando al criticar la consulta popular convocada, expresa: “Significa que vamos a tener, de aprobarse la pregunta como está, un Consejo de Transición que es una sucursal del ejecutivo, que podrá destituir, Fiscal, Contralor, Procurador, Defensor del Pueblo, Defensor Púbico, seis Superintendentes, Consejo Nacional Electoral, Tribunal Contencioso Electoral, Consejo de la Judicatura y Corte Constitucional. ¿Entienden lo que es eso? Es un golpe de Estado. Y eso que significa, van a poner su Fiscal, a su contralor, para perseguirnos, eso es todo…” ¿Acaso no era eso lo que él tenía?
En el año 2009 mientras era Presidente de la República, sostenía: “Porque el Presidente de la República, escúchenme bien, no solo es jefe del Poder Ejecutivo. Es jefe de todo el Estado ecuatoriano y el Estado Ecuatoriano es poder ejecutivo, Poder Legislativo, Poder Judicial, Poder Electoral, Poder de Transparencia y Control Social, Superintendencias, Procuraduría, Contraloría…” Y que la doctrina de la división de poderes de Montesquieu era de hace más de doscientos años y estaba anticuada, ya no se ajustaba a la realidad actual. Esto fue repetido hasta el cansancio por el ahora ausente, agnados y cognados, sumisas y sumisos.
“Cuanta doble moral” solía decir. Prohibido olvidar… una cosa es con guitarra y otra cosa es con violín.