Close

UNA GRAN VERDAD

UNA GRAN VERDAD

Un amigo me hizo escuchar la grabación de una intervención del candidato Rafael Correa, cuando hace más de diez años, sostenía textualmente que:

“Si la sociedad no se moviliza ante lo que está pasando, merecemos -escuchen- merecemos todo lo que está sucediendo y todo lo que va a suceder, porque se está sembrando vientos para cosechar tempestades. En este momento tenemos un gobierno de facto, dictatorial, que controla el Tribunal Constitucional, Tribunal Supremo Electoral, Corte Suprema de Justicia, probablemente Congreso Nacional. ¿Dónde van a quedar las garantías individuales? ¿Dónde va a quedar esa elemental división de poderes que tan bien racionalizó Montesquieu, para un gobierno sano, para el gobierno de un Estado, que sea sano? En consecuencia, creo que estamos sembrando, dejando sembrar viento, para más adelante … cosechar tempestades. Entonces yo veo con mucha preocupación lo que está pasando. Yo creo que la sociedad debe movilizarse y rechazar esto, la democracia sobre todo la democracia constitucional, no significa aguantar a cualquier incompetente, a cualquier dictadorzuelo para que acabe su periodo, sino que cumpla el mandato para al que fue elegido de acuerdo a la constitución y las leyes.

Si no lo hizo así, ese señor tiene que irse a la casa. Para mi esa es la verdadera democracia constitucional y el verdadero estado de derecho. No aguantar cualquier cosa en nombre de supuestas estabilidades, etc. que son mensajes subliminales para que la gente no haga absolutamente nada y se deje abusar por todos los costados, como es lo que está sucediendo en los actuales momentos en nuestro país.” (Transcripción)

Acto seguido me preguntó: ¿El presidente de la República seguirá pensando igual, ahora cuando no existe independencia de poderes y el gobierno lo ejerce totalitariamente el ejecutivo, con acusación de fraude electoral, en una época crisis económica, política y social, mayor que en aquella vez?

A la pregunta contesté, que no sabía si el actual presidente seguía pensando igual, pero evidentemente “era una gran verdad” que ahora no le conviene repetirla.

Guayaquil, sábado 22 de abril de 2017