Close

LA UNIVERSIDAD Y LOS PHD

Las competencias blandas se imponen para el desempeño de los procesos de gestión en las empresas resilientes, dentro de la sociedad del conocimiento de un mundo globalizado, siendo cada vez más necesarios los conocimientos especializados y experticias de las personas, en relación a sus funciones.
Los niveles de titulación establecen el grado de estudios de la persona y no todos justifican conocimientos o vocación, sino haber cursado el programa y no siempre de manera regular, ni con el rigor académico necesario. Lamentablemente muchos estudiantes de grado o posgrado, solo asisten a la universidad por el título o “cartón” y no por el conocimiento, siendo más lamentable que existan instituciones que se presten para aquello.
El título de grado permite ejercer la profesión, la especialidad acredita estudios en determinada materia o rama del conocimiento y la maestría de igual manera, pero de un sector de esa rama o materia. El doctorado (PhD), es el máximo grado académico que conlleva una investigación muy específica, dentro de una especialidad, materia o rama del conocimiento, sin que signifique vocación o capacidad, como tampoco destreza o experiencia en docencia o administración de una institución, con la complejidad que esto significa.
Nos impusieron el criterio que el doctorado o PHD acredita competencias o calidad para ser buen docente o administrador de una Institución de Educación Superior, haciéndolo obligatorio. Nada más errado. El verdadero PhD es un investigador nato, que prefiere investigar o crear conocimiento y no administrar.
Gran parte de los problemas de la educación superior, son ocasionados por los PhD sin competencias docentes o ejecutivas ni experiencia, por lo que en la actualidad se hace necesario la revisión de dicha normatividad, creada para formar grupos afines para apoderarse de la educación superior. Simplemente hay que eliminar ese absurdo, o estaremos condenados a entregar las universidades a grupos de titulados con PhD, sin vocación ni competencias en administración de las instituciones de educación superior.